ANGELETICA

TEXTOS, APUNTES, ENSAYOS E  IMPACTO

Rafael Capurro

 

  

H I S T O R I A

N A T U R A L
Y
M O R A L  DE LAS

I N D I A S,
 
EN  QVE SE TRATAN LAS COSAS
notables del cielo y elementos, metales, plantas y ani-
males dellas: y los ritos, y ceremonias, leyes, y
gouierno, y guerras de los Indios.
 
Compuesta por el Padre Ioseph de Acosta Religioso
de la Compa
ñia de Iesus.

D I R I G I D A  A  LA S E R E N I S S I M A
Infanta Do
ña Isabella Clara Eugenia de Austria.

IHS

CON PRIVILEGIO.


Impresso en Seuilla en casa de Iuan de Leon.

Año de 1590.

   
 

ACOSTA

Dominio público: https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2263332

 

JOSÉ DE ACOSTA

Medina del Campo 1540 - Valladolid 1600

Acosta


Biblioteca Virtual de Polígrafos. Fundación Ignacio Larramendi
Acosta, José de, 1540-1600

"Apuntes biográficos/históricos

En 1569, fue enviado a la ciudad peruana de Lima. Participó en la fundación de algunas Universidades, como las de Chuquisaca, Potosí, Panamá y La Paz. Sus deberes como religioso le obligaron a viajar por gran parte del territorio, lo que le permitió adquirir un gran conocimiento tanto de la región como de sus habitantes. 

Sus obras fueron muy alabadas por los naturalistas del siglo XVIII debido al amplio y profundo conocimiento que poseía de la flora de América del Sur Occidental. Entre ellas destacan De Natura Novi Orbis, De promulgatione Evangelii apud Barbaros, De Procuranda Indorum salute y, muy especialmente, Historia natural y moral de las Indias, cuyo título completo es Historia Natural y Moral de las Indias. En que se tratan las Cosas notables del Cielo y elementos, metales, plantas y animales de ellas y los ritos, ceremonias, leyes y gobierno y guerras de los indios. 

Su obra se tradujo rápidamente a muchas lenguas, entre ellas, la inglesa, alcanzando una repercusión considerable entre los científicos británicos. Robert Boyle en concreto le cita con gran elogio, denominándolo sapientísimo en una de las obras fundamentales de todos los tiempos: El químico escéptico. Tanto Newton como Boyle se admiraron del descubrimiento de la fluorescencia por parte de Monardes y difundido por Acosta a la que se supuso dar explicación. 

Las ediciones españolas son diez, pero sus traducciones al italiano, francés, alemán, inglés, holandés e incluso latín, han hecho de esta obra una de las más populares y ampliamente conocidas en Europa de cuantas se escribieran en el siglo XVI sobre el Nuevo Mundo. Pero, además, su mentalidad abierta y científica le hace observar detenidamente la geografía y naturaleza del Nuevo Continente, de las que dio buena cuenta en sus obras sobre la naturaleza americana De Natura Novi Orbis y De Procuranda Indorum salute, compendio de geografía, filosofía natural, botánica y zoología. 

Alexander von Humboldt (1769-1859), una de las personalidades científicas más relevantes de la historia, tomó el sistema descriptivo de la Historia Natural y Moral de las Indias como base para la elaboración de sus ideas y la utilizó para la creación de su obra más importante: Cosmos.

Resumen biográfico extraído de Wikipedia:

José de Acosta (Medina del Campo, 1540 – Valladolid, 1600) fue un jesuita, antropólogo y naturalista español que desempeñó importantes misiones en América desde que en 1571 viajase al Perú sosteniendo que los indígenas americanos habrían llegado a América a través de Siberia. Aparte de la narración de las aventuras de un lego en Indias (Peregrinación del hermano Bartolomé Lorenzo), debe sobre todo fama a su Historia natural y moral de las Indias, obra publicada en Sevilla, en 1590, y pronto traducida al inglés en 1604. En dicho libro observó las costumbres, ritos y creencias de los indios de México y Perú."


Selección de textos tomados del sitio:
http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/mc0014757.pdf

Consultar: Mexico. An exhibition chiefly from the books of the South Carolina College Library, September 12, 2013

English translation.


Ver: Textos, Apuntes y Ensayos para una Angelética

Wikipedia: Chasqui

chaski

Chasqui (quechua: chaski (postillón)1​ o también chaski (correo, persona de relevo),2​era un corredor joven que llevaba un mensaje o recado en el sistema de correos del Tahuantinsuyo, desplazándose a la carrera de una posta a la inmediata siguiente.

Era el mensajero personal del Inca, que utilizaba un sistema de postas para entregar mensajes3​ u objetos.

Los chasquis eran jóvenes diestros y preparados físicamente desde temprana edad, y recorrían a través de un sistema de postas (tambos), los extensos caminos construidos por el estado inca, pues de ellos pudiera depender una orden de suspensión de una acción bélica a tiempo o llegaran los refuerzos a una batalla. Eran hijos de curacas, gente de confianza.

Llevaba siempre un pututu, trompeta de caracol, para anunciar su llegada y alertar a su relevo; por armas portaba una porra y una huaraca, un quipu, donde traía la información, un atado a la espalda, donde conducía objetos y encomiendas, una vara, y en la cabeza, un penacho de plumas blancas a modo de identificador visual.4​ "Dicen que un caracol de Colombia llegaba vivo al inca, en el Cuzco."5

Además, el chasqui se convirtió en el receptor del saber ancestral, recibido de parte de los hamawt'a (sabios ancianos), para ser entregado a un nuevo relevo, y así transmitir los conocimientos en forma hermética, a fin de preservar los principios esenciales de la cultura andina ante el avasallamiento de la civilización occidental.

Los españoles que invadieron el ya fraccionado territorio de los incas, desde 1532, quedaron tan impresionados con la eficiencia del sistema de chasquis que los corredores se mantuvieron en el Virreinato del PerúPedro Cieza de León, cronista español, habría escrito:6

Los incas inventaron un sistema de postas que era lo mejor se pudiera pensar o imaginar… las noticia no podría haber sido transmitida a través de una mayor velocidad que con los caballos más veloces.

también servían de espías al imperio a la nobleza para tener estrategias bélicas de batalla contra los otros pueblos y culturas de la América latina en los tiempos precolombinos.

Era tal la importancia que se le daba al servicio de correos que quienes iban a ser destinados para ser chasquis eran entrenados desde niños para que pudieran realizar su oficio a la perfección. Debían conocer perfectamente cada uno de los caminos y sus atajos y eran diestros nadadores; También eran capaces de realizar sus labores durante las noches si esto fuese necesario .7

Referencias

1 Diccionario Quechua Castellano de la Academia Mayor del Cusco (1995)
2 Diccionario Quechua castellano de Francisco Carranza Romero
3 Von Hagen, Victor W. Highway of the Sun: 80.
4 Guamán Poma de Ayala. Op. cit. pág. 82
5 Guamán Poma de Ayala. Obra citada
6 Los Chasquis 
http://historiaperuana.com/periodo-autocotono/chasquis/
7 Daniel Alejandro López. 
«Comunicaciones en las Culturas Prehispánicas»

The chasquis (also chaskis) were the messengers of the Inca empire. Agile, highly trained and physically fit, they were in charge of carrying the quipus, messages and gifts up to 240 km per day through the chasquis relay system.[1] Chasquis were not just messengers (those were young boys who were just used to pass along basic information);[1]) the chasquis were trained to be able to read and translate the khipus to each other and higher authorities.[2] Not only were they used to transport oral messages, but they also helped the inspector general, the Sapa Inka's brother, keep track of the people in the empire.[3]

How they worked

Chasquis were dispatched along thousands of miles, taking advantage of the vast Inca system of purpose-built roads and rope bridges in the Andes of Peru and Ecuador.
On the coast of what is now Peru their route ran from 
Nazcato Tumbes.[4] Chasqui routes also extended into further reaches of the empire into parts of what are now ColombiaBoliviaArgentina, and Chile.

Tambos, or relay stations, were used for the chasquis to stop at and transfer messages to the next chasqui.[4] There were different sizes and levels of tambos and each one was assigned a different use.[5] The use of the tambo depended on what route it was on and who was allowed to use it, but the majority of them were just to pass the messages along because there were other structures that the chasquis used for rest and shelter called chaskiwasis.[4]Chasquis would start at one tambo and run to the next tambo where a rested chasqui was waiting to carry the message to the next tambo.

What they carried

Each chasqui carried two items, a quipu and a pututu.[1] A quipu was used to store and transport information through a system of knotted strings that represented different things based on the kind, color, number of strings, etc.[3] The chasquis were able and allowed to read, translate, and transfer the information on the quipus.[1] The quipu could not be read unless the chasqui was there with the oral message and translation because some of the information was told orally that went along with the quipu.[4] The pututu was a conch shell used as a trumpet,[4] used to signal to other chasquis that one runner was close, so that they could prepare to run.

Modern day

There are several paths and preserved tambos that were used by the chasquis that still stand today. There are trails that allow one to travel along these paths and to experience the distance and terrain that the chasquis traveled.[6] Most of the paths are places that were used by the Inca but there are other sections that are assumed to be Inca paths that have not been confirmed or denied.[3] Most of the paths contain Inca rope bridges, which were skillfully constructed by Inca people by using strands of vegetation that were woven together and reinforced by wood and stones.[1] They were frequently used by chasqui runners delivering messages throughout the Inca Empire. Many of these bridges are still intact today and can be walked across without fear of them breaking because of how durable they are.[3]

References

Quilter, Jeffrey (2002). Narrative Threads. University of Texas Press.
"Discover Peru – Inca Roads and Chasquis". www.discover-peru.org. Retrieved 2015-11-27.
D'Altroy, Terrence (2002). The Incas. Blackwell Publishing. ISBN 1405116765.
Hyslop, John (1984). The Inka Road System. Academic.
Rostworowski de Diez Canseco, Maria (1999). History of the Inca Realm. Cambridge University Press.
"What It's Like to Travel the Inca Road Today". Smithsonian. Retrieved 2015-12-02.


 

 

LIBRO SEXTO


CAP. 9. De el orden que guardan en sus escrituras los Indios.

Bien es añadir a lo que hemos notado de escrituras de Indios, que su modo no era escreuir renglon seguido, sino de alto abaxo, o a la redonda. Los Latinos, y los Griegos escriuieron de la parte yzquierda a la derecha, que es el commun y vulgar modo que vsamos. Los Hebreos al contrario de la derecha comiençan hazia la yzquierda, y assi sus libros tienen el principio, donde los nuestros acaban. Los Chinos no escriuen ni como los Griegos, ni como los Hebreos, sino de alto abaxo, porque como no son letras, sino diciones enteras que cada vna figura, o caracter, significa vna cosa, no tienen necessidad de trauar vnas partes con otras, y assi pueden escreuir de arriba abaxo. Los de Mexico por la misma razon no escreuian en renglon de vn lado a otro, sino al reues de los Chinos començando de abaxo yuan subiendo, y de esta suerte yuan en la cuenta de los dias, y de lo demas que notauan. Aunque quando escreuian en sus ruedas, o signos, començauan de en medio, donde pintauan al Sol, y de alli yuan subiendo por sus años hasta la buelta de la rueda. Finalmente todas quatro diferencias se hallan en escrituras: vnos escriuen de la derecha a la yzquierda: otros de la yzquierda a la derecha: otros de abaxo arriba, que tal es la diuersidad de los ingenios de los hombres. (p. 412-413)

 

CAP. 10. Como enviauan los Indios sus mensajeros.

Por acabar lo que toca a esto de escreuir, podra con razon dudar alguno, como tenian noticia de todos sus Reynos, que eran tan grandes, los Reyes de Mexico, y del Piru: o que modo de despacho dauan a negocios, que ocurrian a su Corte, pues no tenian letras, ni escreuian cartas. A esta duda se satisfaze con saber, que de palabra y por pintura, o memoriales se les daua muy amenudo razon, de todo quanto se ofrecia. Para este efecto auia hombres de grandissima ligereza, que seruian de correos que yuan y venian, y desde muchachos los criauan en exercicio de correr, y procurauan fuessen muy alentados, de suerte que pudiessen subir vna cuesta muy grande corriendo sin cansarse. Y assi dauan premio en Mexico a los tres o quatro primeros que subian aquella larga escalera  del templo, como se ha dicho en el libro precedente. Y en el Cuzco los muchachos orejones en la solemne fiesta del Capacràyme subian aporfia el cerro de Yanacàuri: y generalmente ha sido, y es entre Indios muy vsado exercitarse en correr. Quando era caso de importancia lleuauan a los Señores de Mexico pintado el negocio de queles querian informar, como lo hizieron, quando aparecieron los primeros nauios de Españoles, y cuando fueron a tomar a Toponchan. En el Piru vuo vna curiosidad en los correos estraña, porque tenia el Inga en todo su Reyno puestas postas, o correos, que llaman alla Chasquis, de los quales se dira en su lugar. (p. 413)

 

CAP. 17. De las Postas, y Chasquis, que vsaua el Inga.


De Correos, y Postas tenia gran servuicio el Inga en todo su Reyno: llamauanles Chasquis, que eran los que lleuauan  sus mandatos a los Gouernadoress, y trayan auisos dellos a la Corte. Estauan estos Chasquis puestos en cada topo, que es lengua y media en dos casillas, donde estauan quatro Indios. Estos se proueyan, y mudauan por meses de cada comarca, y corrian con el recaudo que se les daba a toda furia, hasta dallo al otro Chasqui, que siempre estauan apercibidos y en vela, los que auian de correr. Corrian entre dia y noche a cincuenta leguas, con ser tierra la masa della asperissima. Seruian tambien de traer cosas que el Inga queria con gran breuedad, y assi tenia en el Cuzco pescado fresco de la mar (con ser cien leguas) en dos dias, o poco mas. Despues de entrados los Españoles, se han vsado estos Chasquis en tiempos de alteraciones, y con gran necessidad. El Virrey don Martin los puso ordinarios e quatro leguas, para lleuar y traer despachos, que es cosa de grandissima importnacia en aquel Reyno, aunque no corren con la velocidad que los antiguos, ni son tantos, y son bien pagados, y sirvuen como los ordinarios de España, donde los pliegos que lleuan a  cada cuatro o cinco leguas. (p. 426-427)

 

LIBRO SEPTIMO


CAP. I. Que importa tener noticia de los hechos de los Indios, 
mayormente de los mexicanos.


Qvalqviera historia siendo verdadera y bien escrita trae no pequeño prouecho al Lector. Porque  segun dize el Sabio (Eccles. 1), lo que fue esso es, y lo que serà, es lo que fue. Son las cosas humanas entre si muy semejantes, y de los sucessos de vnos aprenden otros. No ay gente tan Barbara, que no tenga algo bueno que alabar: ni la ay tan politica y humana, que no tenga algo que emendar. Pues quando la relacion o la historia de los hechos de los Indios no tuviesse otro fruto, mas que este commun de ser historia y relacion de cosas, que en efecto de verdad passaron, merece ser recebida por cosa vtil, y no por ser Indios, es de desechar la noticia de sus cosas, como en las cosas naturales vemos, que no solo de los animales generosos, y de las plantas insignes, y piedras preciosas escriven los autores, sino tambien de animales baxos, y de yervas communes, y de piedras, y de cosas muy ordinarias, porque alli tambien ay propriedades dignas de consideracion. Assi que cuando esto no tuviesse mas, que ser historia, siendo como lo es y no fabulas y ficciones, no es sujeto indigno de escreuirse, y leerse. Mas ay otra muy particular razon, que por ser de gentes poco estimadas, se estima en mas lo que dellas es digno de memoria, y por ser en materias diferentes de nuestra Europa, como lo son aquellas naciones, da mayor gusto entender de rayz su origen, su modo de proceder, sus sucessos prosperos mayormente para los que los han de tratar, pues la noticia de sus cosas combida, a que nos den credito en las nuestras, y enseñan en gran parte como se deuan tratar, y aun quitan mucho del commun y necio desprecio, en que los de Europa los tienen, no juzgando de estas gentes tengan cosas de hombres de razon, y prudencia. El desengaño de esta su vulgar opinion en ninguna parte le pueden mejor hallar, que en la verdadera narracion de los hechos desta gente. Tratarè pues con ayuda de el Señor del origen, y sucessiones, y hechos notables de los Mexicanos, con la breuedad que pudiere. Y vltimamente se podra ententender, la disposicion que el altissimo Dios quiso escoger, para embiar a estas naciones la luz del Euangelio de su vnigenito hijo IESU Christo nuestro Señor, al qual suplico, enderece este nuestro pequeño trabajo, de suerte que salga a gloria de su diuina grandeza, y alguna vtilidad de estas gentes, a quien communicò su sancta ley Euangelica. (p. 451-452)




Ultima modificación: 1 de diciembre  de 2017

 

     

Copyright © 2017 by Rafael Capurro, all rights reserved. This text may be used and shared in accordance with the fair-use provisions of U.S. and international copyright law, and it may be archived and redistributed in electronic form, provided that the author is notified and no fee is charged for access. Archiving, redistribution, or republication of this text on other terms, in any medium, requires the consent of the author.

 

 
Regreso a la ciberoteca 
 
Página en español Investigación Actividades
Publicaciones Enseñanza Entrevistas