CIENCIA, COMPUTACION Y DESARROLLO

 
Rafael Capurro
   
 
    
 
Este artículo fue publicado en el semanario Opinar (Montevideo), jueves 27 de mayo de 1982, p. 12. Opinar fue fundado en 1980 por Enrique Tarigo

Enrique Tarigo
(1927-2002).

En el prefacio a este artículo escribe Enrique Tarigo:

"El Doctor Rafael Capurro, es un compatriota radicado desde hace casi veinte
año en Alemania. Doctorado en Filosofía, desempeña importantes funciones en la Fachinformationszentrum (FIZ), un magnífico centro de información especializada en materia de energía, física y matemáticas, de notable nivel técnico. Lector semanal de OPINAR, nos escribió –sin conocernos personalmente– a mediados del año pasado, para enviarnos sus congratulaciones por nuestro semanario y en diciembre último, de vacaciones en nuestro país, tuvimos el gusto de conocerle y de departir largamente con él. Nos contó entonces sus actividades y le pedimos un artículo sobre ellas para los lectores de OPINAR. En el mes de marzo nos envió la colaboración solicitada, pero en marzo, desgraciadamente, éramos nosotros quienes estábamos de vacaciones, forzadas. Con gran gusto publicamos hoy el primero de dos articulos del Doctor Rafael Capurro –el restante irá la semana próxima– que serán, sin duda, de enorme interés para muchos de nuestros lectores. Al Doctor Capurro nuestro agradecimiento por su gentileza y un saludo muy cordial a la distancia."
EET

Ver:
La deuda de la ciencia natural
El deber de la información

 
 
    
 
Las teorías económicas y sociales del siglo XIX reconocían tres factores básicos del desarrollo de un país: trabajo, capital y materias primas. Un nuevo factor vino a sumarse especialmente desde la segunda mitad de nuestro siglo: la energía. Desde hace aproximadamente un decenio se ha ido reconociendo, en especial en los países industrializados, un quinto elemento como clave del desarrollo: la información especializada. ¿Por qué esta toma de conciencia social y política de lo que a primera vista parecería ser un mero asunto académico, es decir el problema de la trasmisión de los conocimientos especializados?

Las interrelaciones entre las comunidades productoras de dichos conocimientos y la sociedad en general tienen una larga historia que comienza a hacerse visible en Occidente con el surgimiento de la ciencia y la técnica modernas. Ambas dependieron desde sus comiezos en gran medida del proceso de trasmisión, es decir de la puesta al alcance de los conocimientos a través de su publicación y almacenamiento. A medida que estos fueron cobrando importancia los gobiernos fueron asumiento un rol promotor. Todas estas relaciones tienen, como decía, una larga historia. Las primeras bibliotecas fueron establecidas en la China durante el primer milenio A.C. muchos siglos antes que en Europa. Tanto el papel como la imprenta fueron inventados  por los chinos. Las tareas de catalogación comenzaron aproximadamente en el año 70 A.C. Y fue el gobierno imperial chino quien promovió las primeras bibliografías en el  año 145 A.C.


La información al servicio de la sociedad

Pero no sólo la ciencia y la técnica occidentales tuvieron que enfrentar el problema de la trasmisión y puesta al alcance de los conocimientos adquiridos. La sociedad misma fue reconociendo cada vez máss la importancia de dichos conocimientos surgidos en la praxis profesional diaria. Es con respecto a este último cmabio que el concepto un poco estrecho de información científica y técnica (inclcuyéndose aquí algunas veces en especial solamente las ciencias naturales) ha  ido empliándose en los últimos años, abarcando no sólo todas las ciencias (en el sentido amplio de la palabra, sentido en el que están basadas, por ejemplo, las universidades) sino también otros campos de la praxis social como el económico y todos los campos profesionales en gneral. El concepto de información especializada ha pasado a designar los conocimientos de todos estos campos. Las comunidades científicas y profesionales están por supuesto en estrecha comunicación entre sí y a su vez con la comunidad social global.

Es a raíz de estas relaciones que parte de los conocimientos diariios de la vida ciudadana también pueden ser considerados como especializados. Excluido queda el campo estrictamente privado así como el de la información pública general (por ej.: en vistas al entretenimiento, a las relaciones familiars, etc.), así como todo lo que tenga que ver con adoctrinamiento ideológico. Por supuesto queda también excluido todo tipo de información secreta (por ej.: política o militar). La información especializada tiene un carácter esencialmente público, estando además constituída por comunicades especializadas, quienes se valen a menudo de un lenguaje (en el peor de los casos una "jerga") especializado.


Los problemas de la información especializada

Los problemas de la información especializada suele analizarse en tres estados: producción, trasmisión y uso. Estos estados pueden considerarse en forma aislada en cada uno de los campos mencionados: el científico (-técnico), el profesional y el ciudadano, así como también en vista a las relaciones de unos con otros. Voy a explicitar en lo que sigue algunas de las cuestiones que surgen a raíz de la producción, trasmisión y uso de la información especializada de tipo científico. como dije anteriormente, los problemas se manifiestan en este campo en Occidente con el surgimiento de la ciencia moderna, haciéndose agudo en especial el problema de la cantidad y la cualidad de los conocimientos, durante las últimas décadas de nuestro siglo. No es posible hacer aquí un análisis de este proceso, sus causas, su desarrollo y su estado actual.

Señalemos simplemente los cambios en el sistema organizativo de las ciencias (las especializaciones) y el desarrollo de métodos y sistemas para el tratamiento de la literatura científica (bibliotecas, imprenta, primeras revistas científicas, bibliografías, órganos de referencia). Una de las técnicas más avanzadas actualmente es la del information retrieval (o recuperación de la información) o mejor information storage and retrieval (almacenamiento y recuperación de la información). Esta consiste en el almacenamiento electrónico de (resúmenes de) la literatura (libros, artículos de revistas especializadas, tesis doctorales, reports, conferencias, etc.) dentro de un determinado campo o actividad científica. Estos resúmenes son clasificados e identificados con palabras claves (o "descriptores"), además de los datos bibliográficos mismos (autor, año de publicación, título, etc.), en base a lo cual se puede seleccionar de una gran masa (por ej.: varios millones de publicaciones) en pocos segundos, aquellos documentos que correspondan al tema de la pregunta hecha. Estas búsquedas bibliográficas pueden ser retrospectivas o periódicas. En este último caso, el sistema de recuperación de la información (information retrieval system) proporciona por ej.: mensualmente, en base al perfil o punto de vista señalado por el usuario, todas las nuevas publicaciones sobre dicha problemática. El usuario hace de aquí una selección (descartando lo que ya conoce, lo que es poco relevante, etc.) y pide luego los orignales de lo que le interesa al sistema o centro de información mismo o a la biblioteca.

En este caso lo almacenado en la computadora en un determinado campo se denomina base bibliográfica de datos. Son por tanto bases de referencia. En el casoque los datos mismos sean directamente almacenados, por ej.: datos numéricos (estadísticas, fórmulas, propiedades físicas, datos de producción, etc.) o textos (por ej.: leyes, resoluciones administrativas, textos científicos), se habla de bases de datnos numéricas, factuales, etc. Los modernos sistemas o centros de información están conectados enrtre sí en base a redes (nacionales e internacionales) de trasmisión de datos, que permiten al usuario el diálogo directo u online con las informaciones almacenadas en la computadora. Si se tiene en cuenta la importancia de la ciencia y la  técnica en la civilización actual, se comprende que muchos gobiernos hayan lanzado programas nacionales para la creación de este tipo de sistemas y redes. Los centros de informaciones especializadas se suman, de ninguna manera sustituyen a los medios de trasmisión tradicionales, como son las bibliotecas y archivos y al contacto directo interpersonal, ya sea privado u oficial (conferencias, congresos, encuentros, etc.) . Todos estos canales tienen diversa importancia dentro de las diversas comunidades científicas mismas (y a su vez dentro de cada una de las diversas ciencias) así como también en los otros campos mencionados (el profesional y el ciudadano). Por supuesto que el hecho de que determinados grupos de científicos o profesionale utilicen más uno u otro canal no significa que dicho canal sea más importante o conveniente. El que está bien informado está abierto para innovaciones y mejores en el sistema de trasmisión de la información.

Por otro lado, y pasando ahora brevemente al campo profesional, la persona que está en la práctica diaria necesita (tal vez) menos informaciones de tipo referencial o bibliográfico y más los contenidos o datos mismos (piénsese por ej.: en datos económicos, o de producción industrial y agropecuaria, datos jurídicos o médicos, etc.). Este parecería ser también el caso del tercer campo, el del ciudadano.

El desarrollo de los modernos medios de comunicación permite hablar aquí de una "sociedad informatizada" (o más modestamente, de una sociedad consciente del valor de la información), donde determinado tipo de información especializada de utilidad en la vida diaria, está virtualmente al alcance de todos. Esto puede significar sin lugar a tudas una multiplicación de los factores educativos muy grande.

Lo dicho hasta ahora tiene el carácter de una mera introducción general a la temática indicada en el título. Sobrepasaría los límites de este artículo el hacer una exposición del desarrollo actual de todo este campo a nivel nacional e internacional. En un artículo próximo, voy a describir las tareas y servicios de uno de los centros de información especializada de carácter científico más grandes de la República Federal de Alemania: el "Fachinformationszentrum Energie, Physik, Mathematik GmbH" (abreviado FIZ).

Ultima modificación: 8 de mayo de 2017


 
 
    

Copyright © 2017 by Rafael Capurro, all rights reserved. This text may be used and shared in accordance with the fair-use provisions of U.S. and international copyright law, and it may be archived and redistributed in electronic form, provided that the author is notified and no fee is charged for access. Archiving, redistribution, or republication of this text on other terms, in any medium, requires the consent of the author. 
 

 
Regreso a la ciberoteca
 
Página en español Investigación Actividades
Publicaciones Enseñanza Entrevistas